Nuestro lugar en el cielo inmenso

Recientemente la Universidad de Hawaii ha publicado un nuevo video que nos muestra el lugar de una recóndita Vía Láctea en un cluster supermasivo de 100.000 galaxias y 500 millones de años luz, Laniakea.

Pero antes de llegar a Laniakea, hay que recordar que todas las estrellas que nuestro ojo desnudo ve en el firmamento están en nuestra galaxia. Una galaxia en espiral de unos 100.000 años luz de diámetro. El Sol y los planetas que le orbitan están en un brazo de la galaxia llamado brazo de Orion o brazo local, que se encuentra a 26.000 años luz del centro; estamos en el extraradio de la Vía Láctea, entre los brazos de Perseo y Sagitario. Estos brazos giran a la velocidad vertiginosa de un millón de kilómetros por hora. Hacia el centro de la galaxia encontramos más y más estrellas. En el pársec central hay miles de ellas y concentran la mayor parte de la masa de la galaxia, lo que hace pensar a los científicos que allí hay un agujero negro supermasivo (o dos discos en forma de cacahuete). Esto no está claro porque es una zona de cúmulos abiertos y alta densidad de polvo interestelar. Es como si los árboles impidiesen ver el bosque, por eso no vale el espectro visible y para estudiarlo hacen falta radioastrónomos, que “miran” en el infrarrojo y frecuencias de rayos X y gamma.

Saliendo de la Vía Láctea hay otras galaxias, claro. Tenemos un grupo de 30 galaxias cercanas, que forman el Grupo Local, del que las tres mayores son Andrómeda, la Vía Láctea y el Triángulo. El capricho de las interacciones gravitatorias ha hecho que algunas galaxias sean satélites de otras, pero el sistema gira globalmente entorno al centro de masas, que se encontraría entre Andrómeda y la Vía Láctea. Estas dos protagonizan la interacción más importante del Grupo, pues se acercan y probablemente se fusionarán en una después de 3000 a 5000 millones de años. Otras galaxias célebres son la Gran Nube de Magallanes y la Pequeña Nube de Magallanes, ambas visibles desde el hemisferio austral (cerca una de la otra), que no fueron descubiertas por las civilizaciones clásicas y recibieron el nombre del hombre que inició la primera expedición europea de vuelta al globo.

Read more

Otoño en la Puerta de Alcalá

Hoy entra oficialmente el otoño 2015. Con el puntual equinoccio, el sol desciende a latitudes más meridionales, ofreciendo a los sureños los primeros brotes de la primavera. Como sabéis, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre el ecuador terrestre. El plano de la órbita de la tierra intersecta con el plano del ecuador precisamente en la línea imaginaria que une al sol y la Tierra, haciendo que el día dure exactamente igual que la noche, que amanezca exactamente por el Este geográfico.

Buen día para ajustar la brújula entonces, pero otros accidentes geográficos y construcciones ya nos ayudan a tener claro dónde se encuentra el Este. En la antigüedad ya rendían culto a este momento:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2015/04/21/kukulcan-y-el-equinoccio-de-los-mayas/

Pero también tenemos otras referencias, como la Puerta del Sol de Puente Tablas (Jaén), orientada al Este, el día del equinoccio de otoño la luz del sol pasa justamente por el centro del corredor de la Puerta. Fue construida en el siglo VII antes de Cristo, y se cree que es un santuario de una antigua ciudad íbera en honor a una deidad femenina de fecundidad. El dios masculino, el sol, atraviesa la deidad femenina, la Puerta.

También en la edad moderna tenemos construcciones que, curiosamente, nos recuerdan al equinoccio. En Valdealgorfa (Teruel) hay un túnel de 2 kilómetros de largo que, días antes del equinoccio, es atravesado por los rayos solares del amanecer. Parece que se estuviera acercando un tren.

Por eso, si estás estos días en Madrid, una de las mejores formas de celebrar el equinoccio de otoño es saborear la noche madrileña (que algo habrá abierto), y ver el alba a través de la Puerta de Alcalá, orientada aproximadamente al Este. Por cierto, podría haberse llamado Puerta del Sol…

Puerta de Alcalá y Sol

Y en clave de ficción, en honor al equinoccio:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2015/05/05/la-maldicion-de-kukulcan/

Triple eclipse solar en Júpiter

La noche de mañana 23/01/2015 tendrá lugar un fenómeno poco habitual, un tránsito triple de los satélites de Júpiter entre el gigante gaseoso y el Sol, es decir un triple eclipse solar total visible desde la Tierra con un telescopio.

Los galileanos Io, Europa y Calisto serán los actores de la escena pero también estará Ganímedes, aunque éste no proyectará su sombra en el padre de la mitología romana. El Observatorio de Griffith nos ofrece un aperitivo del evento, pero seguro que muchos registran este espectáculo:

En Stellarium lo vemos así:

Galileanos

 

Perihelio 2015. ¡Feliz año nuevo!

Con el perihelio de hoy 4 de Enero de 2015 comienza el año astronómico.

La nave Tierra, más cerca hoy del astro Rey que en ningún otro momento del año, a 0,983UA (147.096.683 km).

¡Feliz Año!
¡Feliz Año!

No hemos hecho nada más que pasar por aquel “sol quieto” o solsticio de invierno cuando llegamos al perihelio o momento en que La Tierra está más cerca del Sol, concretamente a las UTC 6:36 (España tiene horario UTC+1, por tanto 7:36).

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/12/11/sol-invictus-2014-el-solsticio-de-invierno/

Empezará a notarse que los días van alargándose en el Hemisferio Norte y acortándose en el Sur, quienes vivan cerca del Ecuador esto no lo notarán, al igual que el frío y la falta de horas de luz:

Fuente: lascartasdelavida.com
Fuente: lascartasdelavida.com

Read more

Sol Invictus 2014. El solsticio de invierno

Se acerca de nuevo el solsticio de invierno.

A las 23:03UTC del 21 de Diciembre el Sol alcanza el punto más alto del Hemisferio Sur y en el Norte lo veremos en su posición más baja.

A veces se vincula la celebración de la Navidad, con cierto significado simbológico, al “Sol Invictus”. Esta festividad pagana del Imperio Romano llamada “Sol Invictus” o “Dies Natalis Solis Invicti” (Nacimiento del Sol Invicto) tiene precisamente su origen en el solsticio de invierno. El Sol que no baja más (en el hemisferio Norte) y logra erigirse como astro predominante, calentando y alumbrando nuestro planeta, era el dios oficial del Imperio Romano tardío. En el 274 el emperador romano Aureliano hizo un culto oficial, junto con los cultos romanos tradicionales. El dios se vio favorecido por otros emperadores y apareció en las monedas la inscripción Sol Invictus:

Inscripción Sol Invictus en moneda Emperador Probus
Inscripción Sol Invictus en moneda Emperador Probo

La simbología de esta fiesta era precisamente la Natividad (el renacimiento del Sol). Se atribuye la tradición a la llegada del Mitraísmo a Roma; esta religión con origen en Asia Menor aparece mencionada por primera vez en un tratado entre los hititas y los mitani, escrito hacia el 1400 a. C. Se cree que fue muy popular en Roma entre los siglos I y IV d.C.

El mitraísmo fue una religión mistérica basada en mitos y ritos que compitió con el cristianismo hasta el siglo IV. De hecho, se encuentran similitudes entre ambas religiones: http://es.wikipedia.org/wiki/Mitra%C3%ADsmo#Similitudes_con_el_cristianismo

Read more