El bueno de Sancho en las Pléyades

El cúmulo abierto M45, también conocido como las Pléyades, es un grupo de estrellas muy jóvenes cuya edad se estima en 100 millones de años. Se sitúa cerca de la constelación de Tauro, a unos 400 años luz de la Tierra. Y el ingenioso hidalgo y su escudero se encargaron de visitarlo en una de sus aventuras, a lomos del caballo volador Clavileño…

Es buen momento para hablar de las Pléyades, pues son visibles a simple desde dos meses antes hasta dos meses después del 20 de noviembre. El 20 de noviembre se situán casi alineadas con el sistema Sol-Tierra-Pléyades. Las pléyades aparecen ese día concretamente en el cenit de la latitud 24º06’N.

Pero hoy hemos venido a hablar de lo que aconteció al famoso hidalgo Don Quijote y el fiel Sancho. Y resulta que sus desventuras les llevaron al palacio de los Trifaldi, donde el mago Merlín había enviado al caballo alado Clavileño, un caballo alado que permitía a sus jinetes volar con los ojos vendados… ¿Hasta dónde? Sencillamente por los aires hasta luchar con el gigante Malambruno, que además de gigante es encantador y ha encantado a las doncellas para que les crezca la barba indefinidamente, lo que es consecuencia de otra de las desventuras del caballero de la triste figura.

https://insulabaranaria.files.wordpress.com/2014/01/clavilec3b1o7.jpg

Mientras los aristócratas se esfuerzan en adornar la escena, el gran Sancho cuerdo donde los haya dice:

Yo no subo, porque no tengo ánimo ni soy caballero

Entre alagos y bajo amenaza de perder la ínsula movible que Don Quijote le había prometido, Sancho, sin cojín alguno y con los ojos vendados se sube intrépido con su caballero a Clavileño, que sólo accionando una maneta vuela por los aires. Los duques, con lágrimas en los ojos, aguantando la risa narran su viaje a nuestros aventureros, con el loco más famoso de la historia emocionado por su aventura. El relato no tiene desperdicio, con un Quijote dicendo a Sancho:

Read more

25 años de Monkey Island

Quizá algunos recoréis la taberna SCUUM, donde intrépidos piratas bebían grog en la archifamosa aventura gráfica “Monkey Island“.

Así empezaba Guybrush Threepwood su aventura en una recóndita isla del caribe, con aquel vijía ciego 😉

Guybrush
Guybrush

Pues hoy se cumplen 25 años del lanzamiento del mítico juego. A algunos nos tuvo pegados a una silla delante de un ordenador con gráficos en 16 colores (EGA) :

Read more

No son molinos, sino asteroides

Como si se tratase del buen suceso que el valeroso Don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginable aventura de los molinos de viento, la Agencia Espacial Europea planea una misión con objeto de estudiar los efectos del impacto con un asteroide. Y han elegido para la misión el nombre del tan querido personaje de la pluma de Cervantes, probablemente el más castizo de nuestra literatura y la antítesis de la razón. Se trata de la misión Don Quijote.

Básicamente, se trata de un proyecto que pretende experimentar acerca de la desviación de un objeto con potencial riesgo de impacto sobre la Tierra. Sí, al estilo Armagedón. Los científicos quieren poder afrontar con mayor garantía de éxito este reto si la situación se produjera en realidad, y lo cierto es que aunque improbable es posible.

Don Quijote y los molinos
Don Quijote y los molinos

Read more

Vencido hoy, vencedor de mañana. Cervantes

Y, volviéndose a Sancho, le dijo:

Perdóname, amigo, de la ocasión que te he dado de parecer loco como yo, haciéndote caer en el error en que yo he caído, de que hubo y hay caballeros andantes en el mundo.

-¡Ay! -respondió Sancho, llorando-: no se muera vuestra merced, señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía. Mire no sea perezoso, sino levántese desa cama, y vámonos al campo vestidos de pastores, como tenemos concertado: quizá tras de alguna mata hallaremos a la señora doña Dulcinea desencantada, que no haya más que ver. Si es que se muere de pesar de verse vencido, écheme a mí la culpa, diciendo que por haber yo cinchado mal a Rocinante le derribaron; cuanto más, que vuestra merced habrá visto en sus libros de caballerías ser cosa ordinaria derribarse unos caballeros a otros, y el que es vencido hoy ser vencedor mañana.

Miguel de Cervantes

ELVIRA GASCON. Don Quijote derribado, no vencido
ELVIRA GASCON. Don Quijote derribado, no vencido

Las Abejas. Obreras sí, pero con el mínimo esfuerzo

¿Saben matemáticas las abejas?

¿Quién les dijo que tenían que construir sus panales mediante hexágonos?

Abeja
Abeja

Las abejas construyen sus panales de cera, para lo que tienen que resolver varios problemas. Necesitan celdillas individuales, de tal manera que formen un mosaico sin huecos ni salientes entre las celdillas, ya que hay que aprovechar el espacio al máximo. Son necesarias celdas individuales porque han de alojar miel, polen, propóleo y también larvas (futuras abejas). Sólo podrían hacerlo con triángulos, cuadrados y hexágonos para cubrir eficientemente el espacio. ¿Por que eligieron entonces los hexágonos, si son mas difícil de construir?

Panal
Panal

Bueno, la respuesta es sencilla y está en el problema ipsoperimétrico. Es decir, cómo cubrir el máximo área posible con el mismo perímetro. Ya en la antigüedad se sabía que este problema se resuelve con el polígono regular de máximo número de lados. En teoría, el círculo (infinitos lados) es el que mayor área cubre por tanto. Dejando a un lado la dificultad de crear círculos, el problema es que el círculo no cubre el espacio (quedan huecos). Por tanto, hay que elegir entre los polígonos regulares que sí lo hacen, que son el triángulo, el cuadrado y el hexágono. Entre ellos, el ideal es el de mayor número de lados, el hexágono.

Read more