Otoño en la Puerta de Alcalá

Hoy entra oficialmente el otoño 2015. Con el puntual equinoccio, el sol desciende a latitudes más meridionales, ofreciendo a los sureños los primeros brotes de la primavera. Como sabéis, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre el ecuador terrestre. El plano de la órbita de la tierra intersecta con el plano del ecuador precisamente en la línea imaginaria que une al sol y la Tierra, haciendo que el día dure exactamente igual que la noche, que amanezca exactamente por el Este geográfico.

Buen día para ajustar la brújula entonces, pero otros accidentes geográficos y construcciones ya nos ayudan a tener claro dónde se encuentra el Este. En la antigüedad ya rendían culto a este momento:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2015/04/21/kukulcan-y-el-equinoccio-de-los-mayas/

Pero también tenemos otras referencias, como la Puerta del Sol de Puente Tablas (Jaén), orientada al Este, el día del equinoccio de otoño la luz del sol pasa justamente por el centro del corredor de la Puerta. Fue construida en el siglo VII antes de Cristo, y se cree que es un santuario de una antigua ciudad íbera en honor a una deidad femenina de fecundidad. El dios masculino, el sol, atraviesa la deidad femenina, la Puerta.

También en la edad moderna tenemos construcciones que, curiosamente, nos recuerdan al equinoccio. En Valdealgorfa (Teruel) hay un túnel de 2 kilómetros de largo que, días antes del equinoccio, es atravesado por los rayos solares del amanecer. Parece que se estuviera acercando un tren.

Por eso, si estás estos días en Madrid, una de las mejores formas de celebrar el equinoccio de otoño es saborear la noche madrileña (que algo habrá abierto), y ver el alba a través de la Puerta de Alcalá, orientada aproximadamente al Este. Por cierto, podría haberse llamado Puerta del Sol…

Puerta de Alcalá y Sol

Y en clave de ficción, en honor al equinoccio:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2015/05/05/la-maldicion-de-kukulcan/

La maldición de Kukulcán

El estadio rugía con fuerza al comienzo del partido.

El juego había logrado congregar a una buena cantidad de personas. Sus miradas seguían al unísono una pelota que parecía tener vida. Oxwitik ya tenía campo de juego. Corría el año 738 de nuestra era y el reinado décimo tercero de la civilización maya de Copán. Ub’aah K’awiil (Rey Conejo) había dedicado la construcción al Gran Guacamayo, que se inauguraba hoy con los dos mejores equipos de pelota de la ciudad. Había churumbeles que venían por primera vez a un partido. Los populares deportistas, animados por el griterío, golpeaban con sus mazos aquella mezcla de caucho y resina del tamaño de una pelota de béisbol moderna. La algarabía del partido se escuchaba perfectamente en la gran Plaza de las Estelas, centro social y comercial de la acrópolis. El tiempo pasaba, más de dos horas de partido y ningún equipo había logrado puntuar. La excelente condición física de los jugadores se veía mermada por el cansancio, pero la expectación y las voces de ánimo continuaban. Sin embargo, los niños empezaban a aburrirse al ver el juego detenido con mayor frecuencia; no entendían la ingente cantidad de reglas y formalismos que sus mayores les explicaban. Entonces sucedió.

Juego de Pelota Maya. Fuente: https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/
Juego de Pelota Maya.
Fuente: https://2012profeciasmayasfindelmundo.wordpress.com/

La claridad del día se volvió opaca de repente. En el cielo se observaba un gran disco de sombra que eclipsaba al sol, y bajó y bajó restando luz al estadio también. Continuó descendiendo y la acrópolis completa quedó en la sombra. Allí donde había ruido, ahora se hacía un silencio sepulcral. Nadie entendía lo que estaba sucediendo. Algunos niños empezaron a llorar, pero no se oía una sola palabra. No había juego, la pelota yacía inerte. Según descendía aquel disco de sombra se apreciaba su color blanco. La nave se acercaba para aterrizar en los aledaños del estadio, buscando una explanada fuera de la ciudad, pues sus dimensiones no le permitían hacerlo más cerca. El silencio había dado paso a caras de horror en los espectadores, los padres trataban de calmar sin éxito a sus vástagos. Con aquel enorme objeto a escasos metros del suelo, la luz solar volvía a la ciudad pero la inquietud iba en aumento. Algunos permanecieron petrificados en sus asientos mientras otros salieron a observar lo desconocido. Aquel disco blanco tenía tres patas, ahora visibles y bien apoyadas en el suelo. Encendió varias luces extrañas, blancas y potentes que iluminaban la zona de sombra. Los curiosos que habían salido del estadio se miraban entre ellos con una mezcla entre estupor y miedo. El disco permanecía a una altura igual a la de dos hombres.

Read more

Kukulcán y el equinoccio de los Mayas

Llegó la primavera y faltaba en este blog el artículo dedicado, como es costumbre, al equinoccio. Ese momento en que un observador situado en el ecuador celeste llega a tener el Sol encima de su cabeza, en el cenit, a 90º. Se produjo el 20 de Marzo, y en este artículo venimos a rememorarlo en otro de esos monumentos astronómicos que no dejan indiferente a nadie, como:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/09/12/stonehenge-como-porque/

Si habéis visitado la península del Yucatán, seguramente conozcáis Chichen Itzá, metrópolis del pueblo de los itzaes y actual complejo arqueológico entre Mérida y Cancún:

Chichen Itzá
Chichen Itzá

La llegada del equinoccio en este lugar es conocido y celebrado a nivel mundial, pero quizás el fenómeno que más espectadores congrega sea el descenso de Kukulcán, un efecto de luces y sombras que parece hacer descender a la deidad maya de la pirámide del mismo nombre.

El punto Aries o punto vernal es uno de esos puntos característicos astronómicos que sirve como referencia para la medida de las coordenadas ecuatoriales de las estrellas. Los mayas ya sabían que conocer este punto con exactitud era muy importante, sobra decir que la medida del tiempo y su calendario se consideran de los más precisos de los pueblos antiguos. La pirámide de Kukulcán es otro ejemplo de que conocían muy bien los equinocios de primavera y otoño. El punto Aries es el origen de la ascensión recta de una estrella, y se elige porque es un punto fijo en el espacio que no depende de la rotación o traslación de la Tierra. Bueno, en realidad cambia un poco de sitio;

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2013/07/25/en-los-dias-del-mundo-no-todo-es-rotacion/

Read more

Hoy, el Solsticio de Invierno es doodle

El doodle de Google nos recuerda que hoy, en España a las 17:11, ha tenido lugar el solsticio de invierno, comienzo de la estación más corta del año.

Esta noche de Sábado 21 de Diciembre será la más larga del año. Disfrutadla.

Solsticio de Invierno
Solsticio de Invierno

A las 17:11 en España, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre el Trópico de Capricornio, todavía es de día en España. Pero sólo 40 minutos después, 17:51 se ha puesto el Sol. No volverá a salir hasta las 8:34 del día 22 de Diciembre. La situación cambiará poco la próxima semana:

22
Salida sol
8:34 AM
Puesta sol
5:51 PM
23
Salida sol
8:35 AM
Puesta sol
5:52 PM
24
Salida sol
8:35 AM
Puesta sol
5:52 PM
25
Salida sol
8:36 AM
Puesta sol
5:53 PM
26
Salida sol
8:36 AM
Puesta sol
5:54 PM
27
Salida sol
8:36 AM
Puesta sol
5:54 PM
28
Salida sol
8:37 AM
Puesta sol
5:55 PM

Con razón se le llama solsticio, del latín “sol quieto”.

Read more

En los días del mundo, no todo es rotación (explicando precesión y nutación)

Además de la rotación alrededor de su eje, que sabemos que da lugar a los días terrestres, La Tierra sufre otras dos complejas rotaciones:

PRECESIÓN

Antes de hablar de ella hemos de definir el punto ARIES:

Punto ARIES o punto vernal es el punto de la eclíptica a partir del cual el Sol pasa del hemisferio sur terrestre al hemisferio norte, iniciándose la primavera en el hemisferio norte y el otoño en el hemisferio sur. Dicho de otra manera, es el punto en que se encuentra el Sol el equinoccio de primavera (21 de marzo).

Precisamente porque La Tierra está rotando y trasladándose alrededor del Sol, para ubicar las estrellas con respecto a La Tierra era necesario encontrar un punto estático fuera de ella que sirviese de referencia. Para establecer el origen de coordenadas celestes, ya en la antigüedad se buscó un punto que fuese característico, fácil de ubicar y, sobre todo, que no cambiase con el tiempo. Y el punto que se determinó fue el Punto ARIES, donde tanto la ascensión recta (equivalente a la longitud geográfica) como la declinación (equivalente a la latitud) son nulas. Este era el punto donde se encuentra el Sol en el equinoccio de primavera y a partir del cual se medían las coordenadas anteriores.

Hiparco de Nicea, el de la escala de brillos (https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2013/07/06/la-escala-de-brillos-de-hiparco-de-nicea-fotometria-i/), ya detectó realizando su inventario estelar el movimiento de precesión de La Tierra, y a él se le atribuye su descubrimiento.

La precesión consiste en que el punto ARIES no resultó ser tan estático como se pensó en un primer momento, sino que este punto se retrasa en la eclíptica muy lenta y gradualmente. Por ello se habla de la precesión de los equinoccios. El descubrimiento viene porque cada año, Hiparco observaba la misma estrella con una ascensión recta (equivalente a la longitud) ligeramente distinta y aumentando constantemente cada año. Como unas cuantas estrellas (observó las constelaciones) y mucho menos todas (pues aplicaba a todas las observadas) no podían tener este movimiento aparente constante, supuso que el punto ARIES había cambiado y lo hacía a razón de 45 segundos cada año. El valor verdadero es aproximadamente 50,27″, así que el valor que obtuvo fue de una gran precisión para la época.

Read more