Perseidas, cometas y dinosaurios

Como cada verano, nos visitan las lágrimas de San Lorenzo, la lluvia de estrellas del cometa 109P/Swift-Tuttle. Son visibles en los meses de Julio y Agosto, pero alcanzarán su máximo la semana próxima entre el 12 y el 13 de Agosto, cuando mirando hacia su radiante, la constelación de Perseo, podremos ver hasta 100 estrellas fugaces cruzando el firmamento cada hora. Este año se añade que disponemos de condiciones óptimas para observarlas, luna nueva y por tanto oscuridad en el cielo.

Las perseidas son probablemente la lluvia más importante del año. También al producirse en verano resulta más agradable salir a disfrutar de ellas, lo que las hace una de las más famosas del hemisferio norte. Como ya las conocemos todos, veamos un poco la historia del 109P/Swift-Tuttle.

Fuente: http://abcnews.go.com/blogs/technology/2013/02/asteroids-rock-except-when-they-hit-you/
Fuente: http://abcnews.go.com/blogs/technology/2013/02/asteroids-rock-except-when-they-hit-you/

109P/Swift-Tuttle

Corría el mes de Julio del año 1862 cuando dos astrónomos diferentes, Lewis Swift y Horace Parnel Tuttle, descubrían de manera independiente una gran roca estelada visible desde la Tierra. Son los que dieron nombre a Swift-Tuttle. Según las observaciones de la época, el cometa debería volver a aparecer por el Sistema Solar 120 años después; sin embargo, en los años 70 (1973) un tal Brian Marsden decía que el cometa Swift-Tuttle podría ser el mismo que fue avistado por un misionario jesuita en 1737 en Beijing (China). Si efectivamente era el mismo cometa, el paso de Swift-Tuttle de 1862 tuvo lugar 125 años despúes, y no 120 años como se había calculado. Desconocemos los cálculos de Marsden, pero lo cierto es que predijo que Swift-Tuttle no volvería por aquí hasta 130 años después de 1862, es decir, en 1992. Los argumentos para este retraso eran que cada vez que el cometa se acerca al Sol pierde mucha masa, lo que le hace más ligero, y cuando sale despedido de aquí a su vertiginosa velocidad, se marcha más lejos que la vuelta anterior, lo que hace que tarde más en volver.

Read more

Mayo: Polvo, hielo y las Eta Acuáridas

Llegó Mayo y con él las Eta Acuáridas, la lluvia de estrellas más importante de la primavera.

En teoría se debe observar en el radiante de la constelación de Acuario, más o menos 60 meteoros por hora, al amanecer. La realidad es que en esta ocasión, los expertos no vaticinan una buena observación debido a la luna llena. Para un buen espectáculo habrá que esperar a las famosas lágrimas de San Lorenzo, pero para abrir boca os propongo un pequeño y rápido ejercicio con Stellarium.

Objetivo: entender la lluvia de estrellas, y en concreto las Eta Acuáridas.

Estas lluvias de estrellas,

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/12/15/geminidas-y-asteroides-apolo/

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/11/17/hoy-leonidas/

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/10/20/como-ver-esta-noche-las-orionidas/

Son consecuencia de que la Tierra, en su movimiento de traslación, pasa por el lugar por donde pasó (y pasará) un cometa. En el caso de las Eta Acuáridas, se trata del famoso Cometa Halley. Y este cometa pasó, en Febrero del año 1986, precisamente por donde anda la Tierra ahora, a mediados de Mayo. El ejercicio es sencillo, comprobar esto en Stellarium.

Para ello, colocamos al observador en el Sol. Vamos a ver el cometa Halley como si estuviésemos en el Sol, un poco caliente pero bueno….

El Halley, no está por defecto en Stellarium. Lo añadimos. El cometa tiene una órbita muy excéntrica que hace que su velocidad aumente rápidamente cuando se acerca al Sol y disminuya lentamente al alejarse hacia el centro de la galaxia. Su perihelio, según wikipedia, se alcanzó el 9 de Febrero. Según el experimento en Stellarium, el cometa se observa con magnitud máxima, visto desde el Sol, el día 1 de Febrero de 1986. Magnitud relativa 2.34:

Perihelio del Halley
Perihelio del Halley

Read more

Hoy, Leónidas.

Uno de los espectáculos más esperados por los amantes de las lluvias de estrellas tiene lugar esta noche, del 17 al 18 de Noviembre. Es junto a las veraniegas Perseidas la más importante de la temporada. Y es visible a simple vista.

Esta lluvia de meteoros cuyo radiante se encuentra en la constelación de Leo, es consecuencia del paso de La Tierra por los restos del cometa Tempel-Tuttle. Las crónicas indican que cada 33 años se producen tormentas meteóricas que hacen que el número de estrellas fugaces se cuente por miles según los observadores. ¿Por qué cada 33 años? Es el periodo de su órbita. Es el tiempo que tarda en volver a pasar cerca del Sol, momento en que deja mayor cantidad de restos en la órbita de nuestro planeta. Tras cada paso alrededor del Sol, el cometa crea una nueva fuente de material fresco en forma de pequeñas partículas que se son vistas como esas tormentas meteóricas:

orbita-tempel-tuttle
Órbita cometa Temple-tuttle

Read more

Buenas vibraciones para observar el cometa ISON

El cometa ISON, descubierto hace ahora un año por científicos rusos, puede convertirse en uno de los más espectaculares de la historia. Si las previsiones más optimistas se cumplen, la roca brillará tanto como la Luna llena a finales de año y, tal vez, incluso pueda ser visible a pleno día.

A finales del próximo mes el cometa ISON pasará por la atmósfera externa del Sol, a una distancia de 1,2 millones de kilómetros. A menos que se desintegre al rozar la mayor fuente de radiación electromagnética del sistema, el calentamiento podría transformarlo en un objeto radiante que se distinguiría a simple vista.

El próximo 28 de Noviembre se encontrará en su punto más cercano al Sol:

Trayectoria del cometa ISON
Trayectoria del cometa ISON

El ISON es una roca rodeada de hielo de unos 5 km de diámetro que contiene agua, amoníaco, metano y dióxido de carbono. Las observaciones apuntan a que presenta una producción de polvo superior a la media.

El cometa pasó por el punto más cercano a Marte (11 millones de kms) el pasado 1 de Octubre.

En estos días se le está viendo envuelto en una brillante coma verde (imagen de abc.es):

El cometa Ison se vuelve verde

Según los expertos, el cambio es una buena señal: demuestra que la roca está activa  y que a finales de año podríamos verla a simple vista, tan brillante como la Luna llena..

Según se vaya acercando al Sol, mayor será el ritmo de sublimación (pasar de hielo a gas), más activo será el cometa y liberará mayor cantidad de material al espacio. A medida que se aproxime, irá soltando más y más material, lo que implica que se hará más brillante.

La siguiente imagen recrea cómo se le observará desde La Tierra:

Recreación Cometa ISON cerca del Sol
Recreación Cometa ISON cerca del Sol

Después de su paso por el Sol, se perderá tras la masa fosforescente de helio e hidrógeno y habrá que esperar a Diciembre a que reaparezca entero para observar, si resiste el contacto con el Sol, uno de los más bellos acontecimientos celestes desde hace muchos años.

Los físicos y astrónomos estarán muy pendientes de la evolución de este cometa hasta final de año, porque como ellos mismos dicen:

“Los cometas son impredecibles y este no es la excepción”

Al igual que con otros objetos del cielo, varios instrumentos y satélites científicos se dedicarán por varias semanas a estudiar la composición química de la coma del cometa, sacarle fotografías y perfeccionar técnicas de pronósticos orbitales para estos peculiares habitantes del Sistema Solar.

Según la NASA tanto la cantidad de polvo cósmico radiado por el cometa, como la distancia a que se presume pasará de La Tierra, no suponen peligro alguno.

Pero como también se habla de la dificultad para predecir su trayectoria y comportamiento, no han faltado en estos meses y se espera en los próximos nuevas teorías catastrofistas del cometa del fin del mundo.