Gemínidas, restos de Faetón

Y ya tenemos de nuevo en el cielo, como cada Diciembre, los restos del asteroide Faetón.

Como os decíamos el año pasado, esta peculiar lluvia de estrellas no tiene su origen en los restos de un cometa, sino en un misterioso objeto a caballo entre el asteroide y el cometa. Se trata de , un asteroide con órbita similar a la de un cometa, del grupo de los denominados asteroides apolo.

geminidas

La diferencia fundamental entre los asteroides y los cometas es su composición. Mientras que los asteroides están formados por rocas y metales pesados, los cometas están compuestos por roca, polvo y hielo. La inmensa mayoría de los objetos que llamamos asteroides se encuentran entre Marte y Júpiter, en el cinturón de asteroides, con órbitas poco excéntricas (casi cero) similares a las de los planetas. De hecho, en las mismas órbitas de los planetas tenemos los troyanos. El asteroide más grande del cinturón, con un tercio de la masa total del cinturón de asteroides, es Ceres. Este gran asteroide, cuando se observó por primera vez, tuvo la consideración de planeta. Con la definición actual no lo es, pero qué habría pasado si hubiese limpiado su órbita de asteroides por atracción gravitatoria, haciéndose con toda la masa del cinturón. Entonces, probablemente sí tendríamos un planeta más entre Marte y Júpiter.

Los objetos que llamamos cometas, sin embargo vienen de zonas muy lejanas al Sol, que son fundamentalmente el cinturón de kuiper y la nube de Oort. Aquí empiezan a solaparse los conceptos de planeta, asteroide y cometa.

Read more

Otoño en la Puerta de Alcalá

Hoy entra oficialmente el otoño 2015. Con el puntual equinoccio, el sol desciende a latitudes más meridionales, ofreciendo a los sureños los primeros brotes de la primavera. Como sabéis, los rayos solares inciden perpendicularmente sobre el ecuador terrestre. El plano de la órbita de la tierra intersecta con el plano del ecuador precisamente en la línea imaginaria que une al sol y la Tierra, haciendo que el día dure exactamente igual que la noche, que amanezca exactamente por el Este geográfico.

Buen día para ajustar la brújula entonces, pero otros accidentes geográficos y construcciones ya nos ayudan a tener claro dónde se encuentra el Este. En la antigüedad ya rendían culto a este momento:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2015/04/21/kukulcan-y-el-equinoccio-de-los-mayas/

Pero también tenemos otras referencias, como la Puerta del Sol de Puente Tablas (Jaén), orientada al Este, el día del equinoccio de otoño la luz del sol pasa justamente por el centro del corredor de la Puerta. Fue construida en el siglo VII antes de Cristo, y se cree que es un santuario de una antigua ciudad íbera en honor a una deidad femenina de fecundidad. El dios masculino, el sol, atraviesa la deidad femenina, la Puerta.

También en la edad moderna tenemos construcciones que, curiosamente, nos recuerdan al equinoccio. En Valdealgorfa (Teruel) hay un túnel de 2 kilómetros de largo que, días antes del equinoccio, es atravesado por los rayos solares del amanecer. Parece que se estuviera acercando un tren.

Por eso, si estás estos días en Madrid, una de las mejores formas de celebrar el equinoccio de otoño es saborear la noche madrileña (que algo habrá abierto), y ver el alba a través de la Puerta de Alcalá, orientada aproximadamente al Este. Por cierto, podría haberse llamado Puerta del Sol…

Puerta de Alcalá y Sol

Y en clave de ficción, en honor al equinoccio:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2015/05/05/la-maldicion-de-kukulcan/

Perseidas, cometas y dinosaurios

Como cada verano, nos visitan las lágrimas de San Lorenzo, la lluvia de estrellas del cometa 109P/Swift-Tuttle. Son visibles en los meses de Julio y Agosto, pero alcanzarán su máximo la semana próxima entre el 12 y el 13 de Agosto, cuando mirando hacia su radiante, la constelación de Perseo, podremos ver hasta 100 estrellas fugaces cruzando el firmamento cada hora. Este año se añade que disponemos de condiciones óptimas para observarlas, luna nueva y por tanto oscuridad en el cielo.

Las perseidas son probablemente la lluvia más importante del año. También al producirse en verano resulta más agradable salir a disfrutar de ellas, lo que las hace una de las más famosas del hemisferio norte. Como ya las conocemos todos, veamos un poco la historia del 109P/Swift-Tuttle.

Fuente: http://abcnews.go.com/blogs/technology/2013/02/asteroids-rock-except-when-they-hit-you/
Fuente: http://abcnews.go.com/blogs/technology/2013/02/asteroids-rock-except-when-they-hit-you/

109P/Swift-Tuttle

Corría el mes de Julio del año 1862 cuando dos astrónomos diferentes, Lewis Swift y Horace Parnel Tuttle, descubrían de manera independiente una gran roca estelada visible desde la Tierra. Son los que dieron nombre a Swift-Tuttle. Según las observaciones de la época, el cometa debería volver a aparecer por el Sistema Solar 120 años después; sin embargo, en los años 70 (1973) un tal Brian Marsden decía que el cometa Swift-Tuttle podría ser el mismo que fue avistado por un misionario jesuita en 1737 en Beijing (China). Si efectivamente era el mismo cometa, el paso de Swift-Tuttle de 1862 tuvo lugar 125 años despúes, y no 120 años como se había calculado. Desconocemos los cálculos de Marsden, pero lo cierto es que predijo que Swift-Tuttle no volvería por aquí hasta 130 años después de 1862, es decir, en 1992. Los argumentos para este retraso eran que cada vez que el cometa se acerca al Sol pierde mucha masa, lo que le hace más ligero, y cuando sale despedido de aquí a su vertiginosa velocidad, se marcha más lejos que la vuelta anterior, lo que hace que tarde más en volver.

Read more

Mayo: Polvo, hielo y las Eta Acuáridas

Llegó Mayo y con él las Eta Acuáridas, la lluvia de estrellas más importante de la primavera.

En teoría se debe observar en el radiante de la constelación de Acuario, más o menos 60 meteoros por hora, al amanecer. La realidad es que en esta ocasión, los expertos no vaticinan una buena observación debido a la luna llena. Para un buen espectáculo habrá que esperar a las famosas lágrimas de San Lorenzo, pero para abrir boca os propongo un pequeño y rápido ejercicio con Stellarium.

Objetivo: entender la lluvia de estrellas, y en concreto las Eta Acuáridas.

Estas lluvias de estrellas,

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/12/15/geminidas-y-asteroides-apolo/

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/11/17/hoy-leonidas/

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/10/20/como-ver-esta-noche-las-orionidas/

Son consecuencia de que la Tierra, en su movimiento de traslación, pasa por el lugar por donde pasó (y pasará) un cometa. En el caso de las Eta Acuáridas, se trata del famoso Cometa Halley. Y este cometa pasó, en Febrero del año 1986, precisamente por donde anda la Tierra ahora, a mediados de Mayo. El ejercicio es sencillo, comprobar esto en Stellarium.

Para ello, colocamos al observador en el Sol. Vamos a ver el cometa Halley como si estuviésemos en el Sol, un poco caliente pero bueno….

El Halley, no está por defecto en Stellarium. Lo añadimos. El cometa tiene una órbita muy excéntrica que hace que su velocidad aumente rápidamente cuando se acerca al Sol y disminuya lentamente al alejarse hacia el centro de la galaxia. Su perihelio, según wikipedia, se alcanzó el 9 de Febrero. Según el experimento en Stellarium, el cometa se observa con magnitud máxima, visto desde el Sol, el día 1 de Febrero de 1986. Magnitud relativa 2.34:

Perihelio del Halley
Perihelio del Halley

Read more

Kukulcán y el equinoccio de los Mayas

Llegó la primavera y faltaba en este blog el artículo dedicado, como es costumbre, al equinoccio. Ese momento en que un observador situado en el ecuador celeste llega a tener el Sol encima de su cabeza, en el cenit, a 90º. Se produjo el 20 de Marzo, y en este artículo venimos a rememorarlo en otro de esos monumentos astronómicos que no dejan indiferente a nadie, como:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/09/12/stonehenge-como-porque/

Si habéis visitado la península del Yucatán, seguramente conozcáis Chichen Itzá, metrópolis del pueblo de los itzaes y actual complejo arqueológico entre Mérida y Cancún:

Chichen Itzá
Chichen Itzá

La llegada del equinoccio en este lugar es conocido y celebrado a nivel mundial, pero quizás el fenómeno que más espectadores congrega sea el descenso de Kukulcán, un efecto de luces y sombras que parece hacer descender a la deidad maya de la pirámide del mismo nombre.

El punto Aries o punto vernal es uno de esos puntos característicos astronómicos que sirve como referencia para la medida de las coordenadas ecuatoriales de las estrellas. Los mayas ya sabían que conocer este punto con exactitud era muy importante, sobra decir que la medida del tiempo y su calendario se consideran de los más precisos de los pueblos antiguos. La pirámide de Kukulcán es otro ejemplo de que conocían muy bien los equinocios de primavera y otoño. El punto Aries es el origen de la ascensión recta de una estrella, y se elige porque es un punto fijo en el espacio que no depende de la rotación o traslación de la Tierra. Bueno, en realidad cambia un poco de sitio;

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2013/07/25/en-los-dias-del-mundo-no-todo-es-rotacion/

Read more