No son molinos, sino asteroides

Como si se tratase del buen suceso que el valeroso Don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginable aventura de los molinos de viento, la Agencia Espacial Europea planea una misión con objeto de estudiar los efectos del impacto con un asteroide. Y han elegido para la misión el nombre del tan querido personaje de la pluma de Cervantes, probablemente el más castizo de nuestra literatura y la antítesis de la razón. Se trata de la misión Don Quijote.

Básicamente, se trata de un proyecto que pretende experimentar acerca de la desviación de un objeto con potencial riesgo de impacto sobre la Tierra. Sí, al estilo Armagedón. Los científicos quieren poder afrontar con mayor garantía de éxito este reto si la situación se produjera en realidad, y lo cierto es que aunque improbable es posible.

Don Quijote y los molinos
Don Quijote y los molinos

La misión tendría dos sondas, una para el caballero de la triste figura, con el nombre de Hidalgo, encargada del impacto en este caso con algo mucho mayor que los molinos de La Mancha, los asteroides 2002 AT4, (10302) 1989 ML, Amor 2003 SM84 y 99942 Apophis; este último especialmente relevante porque llegó a alcanzar un 4 en la escala de Turín (http://es.wikipedia.org/wiki/Escala_de_Turín) con una probabilidad de un 2,7% (1 entre 37) de impactar contra La Tierra. Sin embargo, cálculos más finos de su órbita a su paso cerca de La Tierra, el último el 9 de Enero de 2013, han permitido ir bajando este nivel hasta cero y descartar la posibilidad de impacto en los próximos acercamientos (2026 y 2037).  Por ello este asteroide se baraja como principal objetivo de Don Quijote.

Apophis, Órbita. Fuente: Wikipedia
Apophis, Órbita. Fuente: Wikipedia

La segunda sonda, como el fiel escudero se llamará Sancho e investigará antes el objeto a desviar para aportar la máxima información a el Hidalgo. Para ello, orbitará al asteroide como hizo Rosetta en el cometa 67P/Churiumov-Guerasimenko antes de que se desprendiera Philae. Los instrumentos en la sonda orbital se clasifican en aquellos esenciales para el éxito de la misión y aquellos para completar los objetivos de la misión extendida. Los instrumentos primarios son el “Radio Science Experiment”, “Orbiter Camera”, “Imaging Laser Altimeter”, y un instrumento LIDAR. Para los objetivos de la misión extendida, la sonda orbital lleva un espectrómetro de infrarrojos, un capturador de imágenes termanles por infrarrojos, un espectrómetro de Rayos X, un monitor de radiación y un “Autonomous Surface Package” (ASP).

Veremos si 2015 ve arrancar esta misión…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *