Philae: La agonía de una sonda

Philae se muere

Después de la que parece inminente muerte de Philae, quedan once instrumentos más abordo de Rosetta para continuar la misión que comenzó hace 15 años y que, gracias a la cooperación europea ha sido comparada con el primer desembarco en La Luna.

¡Ánimo Philae!

¿Sorprende que no hayamos hablado aún de Philae?

No han faltado explicaciones acerca del devenir de Philae. Cada movimiento o transmisión de este pequeño robot se convierte en información de importante calado 28 minutos después en nuestro planeta.

Sorprende gratamente el interés que despierta en las redes sociales este maravilloso juguete de la ESA. Como si de una película de Hollywood se tratase, la emoción acerca del destino de la sonda Philae continúa.

El pasado 13 de Noviembre, tras la imposibilidad de activar el motor de empuje que atraería a la sonda como un imán hacia el cometa, Philae se convirtió en una pelota de tenis rebotando sobre la superficie hasta en dos ocasiones, la tercera fue el aterrizaje definitivo:

Aterrizaje de Philae
Aterrizaje de Philae

Los arpones para quedar anclada definitivamente al cometa tampoco se desplegaron, pero el último sistema de sujeción de que disponía, unos pernos, lograron mantener sus tres patas fijadas a la superficie del cometa.

Así comenzaba la misión de Philae, 7 horas después de abandonar Roseta.

Los científicos trabajan a contrarreloj para extraer de la sonda el mayor número de datos, pues Philae no está logrando captar la energía solar necesaria para mantenerse en activo, y las baterías se están descargando. Ha taladrado una profundidad de 30 cm la superficie del cometa y según ESA, los datos del módulo de análisis PTOLEMY, por ejemplo, han podido ser recuperados en su totalidad. También ha tomado una nueva imagen con la cámara ROLIS, y se han descargado los datos del sensor CONCERT.

Lo importante ahora es que se mantenga la expectación acerca de los resultados de estas investigaciones. Se cree que el cometa tiene la edad del Sistema Solar y que, habiéndose mantenido frío durante 4600 millones de años, puede revelar mucha información acerca de cómo se formó éste. Los cometas son importantes porque son fragmentos que no han sido moldeados para integrarse en la estructura de planetas que, en algunos casos como La Tierra, se han dado posteriormente las condiciones idóneas para la generación de la vida. Por ello, permiten a los científicos retrotraerse a momentos en los que no se habían formado moléculas complejas. De hecho, los instrumentos de Rosetta han permitido encontrar individualmente elementos como el Oxígeno, el Nitrógeno y el Hidrógeno, pero uno de los elementos que más interesa a los científicos es el Carbono, la base de la vida en La Tierra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *