Tengo OpenFlow. ¿Y ahora qué?

El enrutamiento de nivel 3 de los equipos tradicionales puede ser definido mediante rutas estáticas, pero también puede ser automatizado mediante los distintos protocolos de routing. En cualquier caso, no se puede tomar una decisión de encaminamiento de nivel 3 en función de cada tráfico concreto, de cada flujo. Ello nos obligaría a implementar nivel 3 de OpenFlow.

Los equipos que se están fabricando compatibles con el protocolo OpenFlow permiten habilitar el protocolo en las capas 2 y 3. El primer paso para implementar SDN en la empresa será habilitarlo únicamente en capa 2.

Aquellos dispositivos de red que tengan rutas estáticas, podrán ser gobernados fácilmente a través del controlador SDN. Pero en aquellas redes en que esté habilitado un protocolo de encaminamiento dinámico, se pueden tomar varias decisiones:

    • Mantener la arquitectura SDN hasta nivel 2.
    • Habilitar OpenFlow nivel 3. Se implementaría como una función de red virtualizada (NFV – Network Function Virtualization). Esta función sería el enrutamiento dinámico. Sería programar la decisión de encaminamiento en función de los flujos de tráfico.
    • Habilitar el protocolo RouteFlow. Se trata de un proyecto OpenSource que implementa un servidor de control y coordinación de las rutas de todos los dispositivos de la red (RouteFlow Server). Esta arquitectura exige que el controlador SDN sea, además de OpenFlow, controlador de RouteFlow. El nivel 3 de red se independiza de los Switches y se lleva a un entorno de Virtual Routers que son esclavos del servidor RouteFlow.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *