New Horizons: El club de los planetas muertos

La sonda espacial New Horizons será la primera en visitar en Julio de 2015 al presidente de El club de los planetas muertos, Plutón:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2014/10/04/pobre-pluton-el-club-de-los-planetas-muertos/

Esta sonda que viaja con paso firme hacia Plutón gracias a la asistencia gravitatoria de Júpiter, tiene por objeto estudiar la geología y morfología del ahora considerado planeta enano o menor. Sin embargo, recientes estudios le confieren a la misión una gran importancia: el estudio de la luna Caronte. Los científicos creen que la helada y gigante luna Caronte de Plutón, podría revelar fracturas en su superficie como las lunas Europa de Júpiter y Encelado de Saturno. Los investigadores quieren saber si su interior fue lo suficientemente caliente como para haber mantenido un océano subterráneo de agua líquida. Esto quiere decir que Caronte podría ser otro laboratorio de estudio donde podría estar formándose vida como la nuestra.

Caronte es otra rareza más a añadir al lejano Plutón, pues no es un satélite puro. Es decir, tiene una masa similar a Plutón, lo que hace que el centro de gravedad de ambos no quede en Plutón y, por tanto, ambos orbitan en torno a este punto (baricentro). De aquí que el sistema pueda considerarse un planeta enano doble.

Relación de tamaños planeta - satélite
Relación de tamaños planeta – satélite

En cuanto a que se estudia vida como la nuestra, decir que según los astrobiólogos, en nuestro sistema solar, aparte de la Tierra tenemos 4 posibles candidatos para la existencia de vida, actual o pasada y son:

Por una parte, nuestro vecino Marte, pero hasta ahora, el planeta Rojo que está siendo profundamente investigado por el Robot Curiosity sólo ha mostrado ser muy árido y que, en la zona donde aterrizó y sus alrededores, no hay señales de vida actual o pasada.

Después, otro candidato con posibilidades de que haya vida es la luna Titán de Saturno, pero sería una forma de vida distinta a la que conocemos, basada en un ciclo biológico del metano (los seres consumirían metano y expelerían hidrógeno).

Por último, parece que los únicos objetos celestes de nuestro sistema solar donde podría estar generándose vida “como la nuestra”, además de nuestro planeta, serían la luna Europa que orbita al planeta Júpiter, el frío satélite Encelado de Saturno, y ahora se une Caronte que más o menos orbita Plutón.

Plutón y Satélites
Plutón y Satélites

Para que estas lunas tengan vida, no basta solo el agua, explica la NASA, sino que se requiere una fuente de energía utilizable y elementos clave, tales como el carbono, el nitrógeno y el fósforo. Hasta el momento no se sabe si los océanos de Europa, Encelado y el posible de Caronte, alberguen estos ingredientes adicionales, o si han existido el tiempo suficiente como para que se forme la vida, informó el estudio.

La temperatura superficial de Plutón se estima en alrededor de 229 grados Celsius bajo cero (- 380 grados Fahrenheit). Esto hace que su medio ambiente sea demasiado frío para contener el agua líquida en su superficie. Sus lunas también se encuentran en este mismo entorno gélido.

Nuestro modelo predice diferentes patrones de fractura en la superficie de Caronte, dependiendo del grosor de la superficie de hielo, la estructura del interior de la Luna y la facilidad con que se deforma, y ​​cómo evolucionó su órbita”, dijo Alyssa Rhoden del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, el 13 de junio.

Caronte podría haber tenido un océano bajo la superficie en su pasado, impulsado por una alta excentricidad”, agregó Rhoden, la autora principal del análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *