Stonehenge: ¿Cómo y por qué?

La colosal y enigmática construcción megalítica de Stonehenge se encuentra cien kilómetros al oeste de Londres, en la llanura de Salisbury. Recientes estudios revelan que se trata de una construcción más grandiosa, si cabe, de lo que se creía:

Stonehenge
Stonehenge

El inicio de la construcción está fechada 2800 años antes de Cristo. Si tu pregunta es CÓMO pudieron los hombres de la época realizar tal hazaña, la respuesta está en los 56 agujeros de Aubrey, que hacen pensar en el siguiente procedimiento para erigir los dólmenes (pilares de piedra coronados por un dintel) de 4,4 metros de altura que conforman el anillo exterior de 29,6 metros de diámetro:

Construcción del dolmen
Construcción del dolmen

Actualmente sobreviven en pie 30 columnas verticales y 6 dinteles del anillo exterior, pero al interior hay otro anillo de 60 menhires (bloques de piedra verticales) del que quedan 20. Más al interior, una herradura de cinco grandes menhires (hasta 8 metros de altura), y dentro de ella otra herradura más de 19 menhires menores, hasta 3 metros de altura. En el centro, la piedra del altar. Muchos más datos acerca de la estructura y fases de construcción en:

http://www.astro-digital.com/3/stone.html

Y esto es sólo la estructura conocida antes del estudio.

Si tu pregunta es POR QUÉ  o qué uso le daban a esta construcción de colosales proporciones, se considera un monumento funerario, dado que se han encontrado restos previamente cremados de hasta 300 enterramientos humanos. Estos enterramientos están fechados a lo largo de más de 700 años, de ahí que se crea que se trata de personas escogidas y no de un cementerio para la generalidad de los muertos.  También tiene la construcción connotaciones astronómicas, pues retrocediendo en el tiempo, se cree que los ejes coincidirían con la salida del sol según las estaciones.

El grupo internacional de científicos del proyecto Paisajes ocultos de Stonehenge ha utilizado un escáner de alta resolución en 12 kilómetros cuadrados alrededor del grupo de piedras. En el vídeo siguiente se les ve empleando técnicas de investigación no invasivas, como georradar o magnetómetros:

Vince Gaffney, profesor de arqueología en la Universidad de Birmingham, que lideró el estudio de más de cuatro años, señala que hay otros 17 monumentos neolíticos desconocidos hasta la fecha alrededor de Stonehenge. Estos incluirían estructuras arquitectónicas denominadas ‘henges’ (túmulos, hoyos y zanjas), que podrían albergar información valiosa sobre el famoso yacimiento prehistórico.

Según el nuevo estudio, en un principio, este grandioso monumento tenía forma de letra C, pero luego obtuvo una forma circular. Y su circunferencia era de más de 1,5 kilómetros. Se considera también que la zona tenía un importante trasiego de personas.

Los científicos han creado un mapa en el que aparecen muchos nuevos yacimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *