4G a debate

¡Ya estamos de vuelta!

En esta ocasion para analizar uno de los retos de la tecnologia móvil q más dará que hablar en los próximos meses, 4G.

Si ya ha sido tratado en nuestro blog desde un punto de vista más técnico, hoy queremos ver las implicaciones del despliegue LTE, por un lado desde el punto de vista del cliente del servicio y, por otro, desde el punto de vista medioambiental.

4G
4G (imagen: http://periodistadigital.com)

Para empezar nos preguntamos que, si tecnologías 4G como WiMax no han alcanzado un nivel de servicio aceptable,

¿Por qué el despliegue LTE es ahora viable para los operadores?

En primer lugar, las bandas asignadas para LTE son mucho más preferibles para ellos que las que había para servicios 4G tipo WiMax. Por ejemplo, en 2012 se hizo público que la banda 800MHz se iba a liberar de los servicios asignados (TDT – Televisión Digital Terrestre) para ocupar sevicios 4G-LTE:

http://www.lacuevagsm.com/la-tdt-cambiara-de-frecuencias-para-dejar-espacio-al-4g-lte/

Esta banda, al igual que la de GSM900MHz tiene una mucho mayor profundidad de penetración, lo que permitirá a los operadores reducir el número de antenas necesarias. Menos estaciones base implica radiar más potencia (y más contaminación electromagnética).

Si todavía no se ha liberado la banda de 800Mhz y no se ha realizado el despliegue,

¿Cómo es que los operadores están lanzando 4G?

Están usando otras frecuencias que son menos eficientes pero que permiten desplegar ya el servicio. Por ejemplo:

  • En 1800: 1710-1785MHz (subida) y 1805-1880 (bajada)
  • En 2600: 2500-2570MHz (subida) y 2620-2690MHz (bajada)

¿Puede conectarse cualquiera?

No necesariamente, depende de que lo soporte el terminal. La compatibilidad dependerá de la banda de radio escogida por el operador concreto y podría ser necesaria una actualización de software.

En general, los terminales más nuevos serán compatibles, ya que así lo irán requiriendo los operadores.

¿Desde cualquier sitio?

Pues tampoco,  cuando el servicio empiece a funcionar en la banda de 800 MHz se podrá cubrir rápidamente una buena cantidad de terreno con unas pocas antenas pero, como hemos visto, las bandas de 1.800 y 2.600 MHz no tienen tanta penetración.

Se cree que el servicio estará disponible en las grandes ciudades y con una cobertura aproximada del 50%, fundamentalmente en exteriores. En interiores será mucho menor.

¿Merece la pena?

Es un buen debate que no parece haberse abierto.

La sociedad se queja con bastante frecuencia de la “contaminación electromagnética” o de la posibilidad de que la radiación de las antenas pueda tener influencia en la aparición de enfermedades cancerígenas. Sin embargo, en ocasiones como esta, cuando se está fraguando una nueva tecnología móvil a nadie parece importarle más que los nuevos servicios que nos van a ofrecer los operadores. Cierto es que se sigue el camino marcado por otros países y que no queda otro remedio que estar al día en la realidad tecnológica de nuestra sociedad. He aquí el debate.

En cuanto a los servicios, antes de 4G ya disponíamos de internet móvil. Aumentar la velocidad implica todo un nuevo despliegue de red. Por otro lado, es necesario modificar la banda reservada para otros servicios, como TDT. ¿Qué se obtiene? Ya lo  hemos dicho: mas ancho de banda, es decir, capacidad para transmitir servicios como vídeo streaming, Voz sobre IP, juegos en línea de multijugador, vídeo en tiempo real … Tampoco cabe duda de que la implantación de esta nueva tecnología es más desarrollo.

La pregunta de si merece la pena es porque cualquiera probablemente respondería afirmativamente a esta pregunta acerca del sistema GSM (2G), y me explico:

El teléfono móvil (voz) revolucionó la sociedad, tanto que hoy en día prácticamente no concebimos la vida cotidiana sin él. Quiere esto decir que hemos de asumir por completo la existencia de la red GSM. No podemos quejarnos de los supuestos efectos que las antenas producen porque sin ellas, no dispondríamos de este servicio (dentro de un marco legal, que existe). Sin embargo, al menos a juicio de quien escribe estas líneas, este servicio (estar comunicado en cualquier sitio con cobertura GSM) no es comparable a los servicios ofrecidos por 4G.

El futuro

El despliegue 4G está comenzando y por supuesto que finalizará. Esta red de redes está llamada a convertirse en la gran red de interconexión IP, en la que todo aparato puede convertirse en un terminal de red. Desde el frigorífico al aspirador, ya sea una puerta o ventana de la casa. Por supuesto una cámara o un sensor, como la radio del coche, podrían ser terminales de esta gran red que abrirá todo abanico de posibilidades desde un punto de vista domótico.

Tantos terminales requieren IPv6, pero esa es … otra historia.

One thought on “4G a debate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *