El censo estelar. De Hipparcos a Gaia

En artículos anteriores hemos hablado de cómo estimar la distancia a las estrellas. También hemos visto como el estudio de sus espectros nos revela muchas de sus características más importantes.

Los métodos de observación directa desde La Tierra, o incluso métodos indirectos como comparación de espectros y magnitudes de estrellas tienen el gran problema de ser necesario tener en cuenta la atmósfera. La atmósfera es más opaca o transparente según la frecuencia. Además, hay que tener en cuenta la extinción atmosférica, que es diferente cada noche y para corregirla ha de aplicarse un coeficiente de extinción K.

HIPPARCOS

La misión espacial Hipparcos de la ESA (Agencia Espacial Europea) se liberó por completo del efecto atmosférico, al poner en órbita el satélite geoestacionario del mismo nombre. Hipparcos fue lanzado por un cohete Ariane 4, el 18 de agosto de 1989, con el objeto de medir el paralaje y los movimientos propios de las estrellas.

Si el catálogo Gliese censaba las estrellas observadas desde La Tierra a distancia de hasta 25 pársecs:

https://principiatechnologica.com/wp-content/uploads/2013/07/02/el-catalogo-de-estrellas-cercanas-gliese/

La misión Hipparcos pretendía obtener un censo completo estelar a distancia de hasta 150 pc de la Tierra, lo que incluía del orden de 2,5 millones de estrellas. Lamentablemente, aunque se logró censar con exactitud 120.000 estrellas, las expectativas generadas por Hipparcos no se vieron satisfechas por diversos errores mecánicos del satélite que no pudieron subsanarse. Los resultados se publicaron en forma de un catálogo estelar conocido como Catálogo Tycho.  La misión se dio por concluida el 17 de agosto de 1993.

Recreación Hipparcos
Recreación Hipparcos

GAIA

El satélite Gaia, según la ESA, está listo para su lanzamiento desde el Puerto Espacial Europeo en la Guyana Francesa, lo que está previsto para finales de 2013.  

Esta misión también medirá paralaje estelar y estudiará las estrellas y sus propiedades físicas (temperatura, luminosidad o composición química). En este caso la misión tiene por objetivo censar mil millones de estrellas y durará cinco años para crear un mapa tridimensional de nuestra galaxia con un nivel de detalle sin precedentes.  En cualquier caso, los mil millones de estrellas que censará, son apenas un 1% de la población de la Vía Láctea.

A diferencia de Hipparcos, orbitará el Sol en una posición a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, en dirección opuesta al Sol, conocida como el Punto L2 de Lagrange.

Una vez en órbita, el satélite rotará lentamente sobre sí mismo, realizando un barrido de todo el firmamento con sus dos telescopios, que están equipados con cámara digital de altísima precisión (con más de mil millones de píxeles).

El censo resultante permitirá a los astrónomos comprender mejor el origen y la evolución de la galaxia. Asimismo, Gaia desvelará cientos de miles de objetos desconocidos, tales como asteroides en nuestro propio Sistema Solar, planetas en órbita a estrellas cercanas y explosiones estelares (supernovas) en otras galaxias.

One thought on “El censo estelar. De Hipparcos a Gaia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *