Cómo montar un NFS

Introducción.
NFS, acrónimo de Network File System, es un popular protocolo utilizado para compartir volúmenes entre máquinas dentro de una red de manera transparente, más comúnmente utilizado entre sistemas basados sobre UNIX®. Es útil y fácil de utilizar, sin embargo no en vano es apodado cariñosamente como “No File Security”. NFS tiene solo una lista de control de acceso determinada por direcciones IP o nombres. Es por esto que es importante que el administrador de la red local o usuario entienda que un servidor NFS puede ser un verdadero e inmenso agujero de seguridad si este no es configurado apropiadamente e implementado detrás de un contrafuegos o firewall.
Personalmente, solo recomiendo utilizar NFS dentro de una red local detrás de un cortafuegos o firewall que permita el accesos solo a las máquinas que integren la red local, nunca para compartir sistemas de archivos a través de Internet. Al no contar con un sistema de autenticación por contraseñas, es un servicio susceptible del ataque de algún cracker.


Procedimientos.
Teniendo en cuenta los aspectos de seguridad mencionados, es importante que siga los procedimientos descritos a continuación al pie de la letra, y que posteriormente se comprometa también consultar a detalle la documentación incluida en el paquete nfs-utils, ya que este le proporcionará información adicional y completa sobre aspectos avanzados de configuración y utilización.

Configurando el servidor NFS.
Se requiere tener instalados nfs-utils y portmap. Preguntaremos al sistema si estos están instalados con la siguiente línea de mandato:
rpm -q nfs-utils portmap
Lo cual debe de regresar algo como lo siguiente:
nfs-utils-0.3.1-13.7.2.1
portmap-4.0-38
En caso de que falte alguno de estos paquetes, inserte el CD de instalación en la unidad correspondiente, abra una terminal o consola y ejecute lo siguiente:
mount /mnt/cdrom/
rpm -Uvh /mnt/cdrom/RedHat/RPMS/paquete_faltante
Cabe mencionar que lo mejor será siempre utilizar la versiones de nfs-utils y portmap más actuales. Salvo por RedHat® Linux 7.1 o LinuxPPP 7.x, el resto de las versiones anteriores de RedHat® y LinuxPPP® incluyen paquetes de nfs-utils y portmap con serios agujeros de seguridad. Visite el servidor ftp de la distribución utilizada y descargue los paquetes actualizados, que seguramente incluirán los parches de seguridad necesarios:
•    ftp://updates.redhat.com/7.2/en/os/i386/, si posee alguna distribución basada sobre RedHat® Linux 7.2
•    ftp://updates.redhat.com/7.3/en/os/i386/, si posee alguna distribución basada sobre RedHat® Linux 7.3
•    ftp://updates.redhat.com/8.0/en/os/i386/, si posee alguna distribución basada sobre RedHat® Linux 8.0
•    ftp://updates.redhat.com/9/en/os/i386/, si posee alguna distribución basada sobre RedHat® Linux 9
Configurando la seguridad.
Lo siguiente será configurar un nivel de seguridad para portmap. Esto se consigue editando los ficheros /etc/hosts.allow y /etc/hosts.deny. Debemos especificar que direcciones IP o rango de direcciones IP pueden acceder a los servicios de portmap y quienes no pueden hacerlo. Podemos entonces determinar en /etc/hosts.allow como rango de direcciones IP permitidas las siguientes:
portmap:192.168.1.0/255.255.255.0
Esto corresponde a la dirección IP de la red completa y la máscara de la sub-red. Adicionalmente podemos especificar direcciones IP individuales sin necesidad de establecer una máscara. Esto es de utilidad cuando se desea compartir volúmenes con otras máquinas en otras redes a través de Internet. Ejemplo:
portmap:192.168.1.0/255.255.255.0
portmap:192.168.20.25
portmap:192.168.30.2
portmap:216.200.152.96
portmap:148.240.28.171
Una vez determinado que direcciones IP pueden acceder a portmap, solo resta determinar quienes no pueden hacerlo. Evidentemente nos referimos al resto del mundo, y esto se hace agregando la siguiente línea:
portmap:ALL
Es importante destacar que la línea anterior es INDISPENSABLE y NECESARIA si quiere tener un nivel de seguridad decente. De manera predeterminada las versiones más recientes de nfs-utils no permitirán iniciar el servicio si esta línea no se encuentra presente en /etc/hosts.deny.
Una vez configurado portmap, debe reiniciarse el servicio de portmap:
/sbin/service portmap restart
Si tiene un DNS, de de alta las direcciones IP asociadas a un nombre o bien edite /etc/hosts y agregue las direcciones IP asociadas con un nombre. Esto nos servirá como listas de control de accesos. Ejemplo del fichero /etc/hosts:
127.0.0.1       localhost.localdomain   localhost
192.168.1.254   servidor.mi-red-local.org servidor
192.168.1.2     algun_nombre.mi-red-local.org    algun_nombre
192.168.1.3     otro_nombre.mi-red-local.org     otro_nombre
192.168.1.4     otro_nombre_mas.mi-red-local.org otro_nombre_mas
192.168.1.5     como_se_llame.mi-red-local.org    como_se_llame
192.168.1.6     como_sea.mi-red-local.org como_sea
192.168.1.7     lo_que_sea.mi-red-local.org       lo_que_sea
Compartir un volumen NFS.
Procederemos a determinar que directorio se va a compartir. Puede crear también uno nuevo:
mkdir -p /var/nfs/publico
Una vez hecho esto, necesitaremos establecer que directorios en el sistema serán compartidos con el resto de las máquinas de la red, o bien a que máquinas, de acuerdo al DNS o /etc/hosts se permitirá los accesos. Esto deberemos agregarlos en /etc/exports determinado con que máquinas y en que modo lo haremos. Se puede especificar una dirección IP o bien nombre de alguna máquina, o bien un patrón común con comodín para definir que máquinas pueden acceder. De tal modo podemos utilizar el siguiente ejemplo (la separación de espacios se hace con un tabulador):
/var/nfs/publico    *.mi-red-local.org(ro,sync)
En el ejemplo anterior se esta definiendo que se compartirá /var/nfs/publico/ a todas las máquinas cuyo nombre, de acuerdo al DNS o /etc/hosts, tiene como patrón común mi-red-local.org, en modo de lectura escritura. Se utilizó un asterisco (*) como comodín, seguido de un punto y el nombre del dominio. Esto permitirá que como_se_llame.mi-red-local.org, como_sea.mi-red-local.org, lo_que_sea.mi-red-local.org, etc., podrán acceder al volumen /var/nfs/publico/ en modo solo lectura. Si queremos que el acceso a este directorio sea en modo de lectura y escritura, cambiamos (ro) por (rw):
/var/nfs/publico    *.mi-red-local.org(rw,sync)
Ya que se definieron los volúmenes a compartir, solo resta iniciar o reiniciar el servicio nfs. Utilice cualquiera de las dos líneas dependiendo el caso:
/sbin/service nfs start
/sbin/service nfs restart
A fin de asegurarnos de que el servicio de nfs esté habilitado la siguiente vez que se encienda el equipo, debemos ejecutar lo siguiente:
/sbin/chkconfig –level 345 nfs on
El mandato anterior hace que se habilite nfs en los niveles de corrida 3, 4 y 5.
Como medida de seguridad adicional, si tiene un contrafuegos o firewall implementado, cierre, para todo aquello que no sea parte de su red local, los puertos tcp y udp 2049, ya que estos son utilizados por NFS para escuchar peticiones.

Configurando las máquinas clientes.
Para probar la configuración, es necesario que las máquinas clientes se encuentren definidas en el DNS o en el fichero /etc/hosts del servidor. Si no hay un DNS configurado en la red, deberán definirse los nombres y direcciones IP correspondientes en el fichero /etc/hosts de todas las máquinas que integran la red local.
Como root, en el equipo cliente, ejecute el siguiente mandato para consultar los volúmenes exportados (-e) a través de NFS por un servidor en particular:
showmount -e 192.168.1.254
Lo anterior mostrará una lista con los nombres y rutas exactas a utilizar. Ejemplo:
Export list for 192.168.1.254:
/var/nfs/publico          192.168.1.0/24
A continuación creamos, como root, desde cualquier otra máquina de la red local un punto de montaje:
mkdir /mnt/servidornfs
Y para proceder a montar el volumen remoto, utilizaremos el siguiente comando:
mount servidor.mi-red-local.org:/var/nfs/publico /mnt/servidornfs
Si por alguna razón en el DNS de la red local, o el fichero /etc/hosts de la máquina cliente, decidió no asociar el nombre de la máquina que fingirá como servidor NFS a su correspondiente dirección IP, puede especificar ésta en lugar del nombre. Ejemplo:
mount -t nfs 192.168.1.254:/var/nfs/publico /mnt/servidornfs
Podremos acceder entonces a dicho volumen remoto con solo cambiar al directorio local definido como punto de montaje, del mismo modo que se haría con un disquete o una unidad de CDROM:
cd /mnt/servidornfs
Si queremos poder montar este volumen NFS con una simple línea de mandato o bien haciendo doble clique en un icono sobre el escritorio, será necesario agregar la correspondiente línea en /etc/fstab. Necesario incluir esta línea en dicho archivo, no sólo por los permisos sino para que se monte el cliente NFS al reiniciar la máquina. Ejemplo:
servidor.mi-red-local.org:/var/nfs/publico /mnt/servidornfs nfs user,exec,dev,nosuid,rw,noauto 0 0
La línea anterior especifica que el directorio /var/nfs/publico/ de la máquina servidor.mi-red-local.org será montado en directorio local /mnt/servidor/nfs, permitiéndole a los usuarios el poder montarlo, en modo de lectura y escritura y que este volumen no será montado durante el arranque del sistema. Esto último es de importancia, siendo que si el servidor no está encendido al momento de arrancar la máquina cliente, este se colgará durante algunos minutos.
Una vez agregada la línea en /etc/fstab de la máquina cliente, si utiliza GNOME Midnight Commander, el administrador de archivos de GNOME-1.1 y 1.2, solo restará iniciar una sesión gráfica, hacer clique derecho sobre el escritorio y seleccionar Actualizar dispositivos o Rescan devices. Esto colocará un icono adicional sobre el escritorio que deberá ser tratado del mismo modo que se haría con un disquete o unidad de CDROM.

Si utiliza GNOME-1.4 o superior, éste incorpora Nautilus como administrador de archivos, mismo que auto-detecta cualquier cambio en /etc/fstab. Solo debe hacerse clique derecho sobre el escritorio y debe seleccionarse el disco que se desee montar.

Instalación de GNU/Linux a través de un servidor NFS.
Este es quizás el uso más común para un volumen NFS. Permite compartir un volumen que contenga una copia del CD de instalación de alguna distribución y realizar inclusive instalaciones simultáneas en varios equipos. Tiene como ventaja el que la instalación puede resultar más rápida que si se hiciese con un CDROM, siendo que la tasa de trasferencia de archivos será determinada por el ancho de banda de la red local, y nos permitirá instalar GNU/Linux en máquinas que no tengas unidad de CDROM.
Una vez creado y configurado un volumen a compartir copiaremos todo el contenido del CD de instalación en éste:
cp -r /mnt/cdrom/* /var/nfs/publico/
En el directorio images del CD encontraremos varias imágenes para crear disquetes de arranque. Utilizaremos bootnet.img para crear el número de disquetes necesarios para cada máquina en la que realizaremos una instalación, y que nos permitirán acceder a la red. Inserte un disquete y ejecute lo siguiente:
cd /var/nfs/publico/images/
dd if=bootnet.img of=/dev/fd0 bs=1440k
Añada en /etc/hosts, o bien de de alta en el DNS, las direcciones IP, que serán utilizadas por las nuevas máquinas, asociadas a un nombre con el dominio que específico como regla de control de acceso en /etc/exports -es decir *.mi-red-local.org-. Para /etc/hosts, puede quedar algo así:
127.0.0.1       localhost.localdomain   localhost
192.168.1.254   servidor.mi-red-local.org servidor
192.168.1.2     algun_nombre.mi-red-local.org    algun_nombre
192.168.1.3     otro_nombre.mi-red-local.org     otro_nombre
192.168.1.4     otro_nombre_mas.mi-red-local.org otro_nombre_mas
192.168.1.5     como_se_llame.mi-red-local.org    como_se_llame
192.168.1.6     como_sea.mi-red-local.org como_sea
192.168.1.7     lo_que_sea.mi-red-local.org       lo_que_sea
192.168.1.8    nueva_maquina.mi-red-local.org       nueva_maquina
192.168.1.9    otra_nueva_maquina.mi-red-local.org       otra_nueva_maquina
Utilice estos disquetes para arrancar en los equipos, ingrese una dirección IP y demás parámetros para esta máquina y cuando se le pregunte ingrese la dirección IP del servidor NFS y el directorio en éste donde se encuentra la copia del CD de instalación. El resto continuará como cualquier otra instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *